Historia - La Gaceta del Retiro

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Historia

Secciones

12/3/15      


Harrods en Buenos Aires (y en Retiro)

Por Josefina del Solar


Las grandes tiendas integrales, surgidas seguramente como consecuencia de las transformaciones comerciales y de consumo que siguieron al nacimiento de la industria, tuvieron su auge en el siglo diecinueve en las ciudades europeas, principalmente en Londres. Un ejemplo es la famosa Harrods, instalada por Charles Henry Harrod en la capital inglesa en 1849. Inicialmente funcionó como almacén, pero fue creciendo con el curso de los años hasta llegar hacia 1880 a ser un importante establecimiento comercial en el que trabajaban alrededor de mil personas.
Y Buenos Aires, que tuvo un proceso de modernización y crecimiento urbano de gran significación en la segunda mitad de ese mismo siglo diecinueve, incorporando los diversos elementos de mayor actualidad en aquella época para las grandes ciudades, no iba a quedarse atrás en cuanto a estos establecimientos comerciales. Por eso Harrods no va a ser la única de estas grandes tiendas que va a instalarse aquí, pero sí una de las más importantes.
En 1910, año del Centenario de la Revolución de Mayo, se hizo particularmente visible en la Ciudad el proceso urbano ya mencionado. Y en ese año los directivos de  Harrods deciden abrir en Buenos Aires la que va a ser la primera y única sucursal de la tienda fuera de su lugar de origen. La Harrods porteña abrió sus puertas con gran repercusión en marzo de 1914, en un magnífico edificio diseñado por los arquitectos  Paul Bell Chambers   y Louis Newbery Thomas, ubicado en la elegante calle Florida entre Córdoba y Paraguay.  A partir de allí se va a transformar en un lugar obligado para acceder a lo mejor de la moda femenina, indumentaria masculina, calzado, blanco y demás elementos para la casa, etc,. Dividida en departamentos especializados en sus distintos pisos, va a contar también con salón de té, peluquería infantil y otras secciones que todavía pueden recordar quienes alcanzaron a conocer esta gran tienda. Es que funcionó hasta fines de la década del ‘90, aunque con diferentes alternativas. Experimentó etapas de crecimiento, incluso edilicio, y otras en las que se fue evidenciando que ya ese esquema de tienda integral no respondía a nuevas necesidades y características de la vida actual. Con el tiempo hubo cambios también en la propiedad de la firma, y tuvo períodos en los que cerró como tienda y llegó a funcionar exclusivamente para algunos eventos especiales. El tironeo judicial entre los propietarios  de la Harrods de Londres y los de Buenos Aires repercutió negativamente en los sucesivos intentos de darle nuevo impulso a la tienda en nuestra ciudad. Eso se resolvió a favor de Harrods de Buenos Aires en 1998. Desde entonces, varias veces se anunció su reapertura, el último anuncio fue hace poco más de un año.
Mientras tanto el edificio de Florida 877, cuyos elementos de construcción y decoración son de un valor irrepetible, se encuentra absolutamente desperdiciado en sus posibilidades de uso en una Buenos Aires que tiene una actividad cultural enorme.

La fachada de Harrods en una antigua fotografía.

9/1/14

La Historia de Retiro en fotos
Por Josefina del Solar

La Plaza desde el Plaza


La fisonomía de la Plaza San Martín ha experimentado tantos cambios a lo largo del tiempo, desde su configuración inicial a la actualidad, que siempre vamos encontrando imágenes, particularmente fotografías antiguas de diferentes momentos históricos, que la muestran con distintas variaciones, tanto en sus elementos propios -Monumento al General San Martín, arbolado, bancos, etc.- como del entorno. Y eso nos permite también renovar constantemente el material que podemos compartir en esta página con nuestros lectores.
Esta vez hemos encontrado una panorámica que nos muestra la Plaza y una parte de los edificios cercanos. La foto está tomada desde el Plaza Hotel, y si bien no disponemos de la fecha de su toma, como muchas veces nos ocurre, por algunos elementos combinados podemos datarla con bastante precisión hacia mediados de la década del ´30 del siglo pasado, es decir hace ya más de 70 años.
Las dos edificaciones que aparecen a ambos lados en primer plano corresponden al mencionado Hotel, que -recordemos- fue el primero de nivel internacional que tuvo la Ciudad de Buenos Aires, y por mucho tiempo un referente obligado para los más importantes visitantes que aquí se alojaban.
Un detalle que nos permite ubicar la foto en su época es que ya no se encontraba el Pabellón Argentino, importante edificación que se sacó en 1934 por considerar que se encontraba en malas condiciones, pero fundamentalmente para poder extender la barranca de la Plaza hacia el bajo. La calle Arenales, sobre la cual estaba ubicado el Pabellón, se cerró en ese tramo y todo el predio se integró a la Plaza. Vemos allí entonces el espacio vacío, de modo que todavía no se había completado esa obra, lo cual sumado a algunas instalaciones que pueden verse sobre la bajada de Maipú indicaría que era el momento en el que se estaba trabajando en las reformas mencionadas.
Los dos palacios cercanos, el San Martín y el Ortiz Basualdo, se distinguen claramente sobre Arenales. Hacia atrás de estos está el Edificio Estrugamou de la calle Juncal, y sobre él se destaca la Torre Mihanovich (actualmente el Hotel Sofitel), que era por entonces parte de un edificio de departamentos.
Llama la atención una cierta uniformidad en la altura de la edificación, ya que aparte de la torre mencionada solamente un par de otras construcciones están por encima del resto. Hacia la izquierda de la foto destaca el edificio que afortunadamente todavía se conserva, situado en Esmeralda entre Sargento Cabral y Arenales. No había edificios altos como algunos de los que hoy tenemos en la zona. Aunque por la época que estimamos para la toma de la foto, ya pronto iba a erigirse el Kavanagh, que fue durante unos cuantos años el más alto de la Ciudad.
Una vista amplia como ésta que aquí publicamos, permite entonces, entre otras cosas, observar la armonía, el equilibrio arquitectónico existente por esa época entre la Plaza San Martín y la edificación circundante.

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal