En Retiro - La Gaceta del Retiro

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

En Retiro

Secciones

27/4/15


La Ferretería Charcas
Un comercio con más de medio siglo en la zona


La Ferretería Charcas abrió en 1922, lo que explica su nombre, ya que está ubicada a la altura del 900 de Marcelo T. de Alvear, calle que por los años en que el negocio se iniciaba se llamaba Charcas. Pero es desde 1964  que está en manos de la actual firma comercial.
Su socio gerente Carlos Garavaglia recuerda al respecto: “Veníamos de otro rubro, el  gastronómico; y con mi socio de entonces, Luis Sánchez, ya fallecido, que fue el impulsor de todo esto, decidimos iniciarnos en algo nuevo”.  
Lo nuevo para dos jóvenes emprendedores de aquellos años hoy es un comercio que provee de elementos de ferretería, herramientas y artículos de bazar, entre otros productos,  a una clientela amplia y renovada, lo que “nos obliga a adaptarnos a los nuevos tiempos, a estar actualizados, a tener más y mejor mercadería”, comenta Garavaglia. Y agrega que también suelen tener clientes provenientes de otros países, de Estados Unidos por ejemplo, quienes de paso por Buenos Aires se alojan en algún hotel cercano, y al comprar mercadería allí, seguramente habituados a otras modalidades de venta, se admiran de que en un solo local puedan ofrecerse tantos productos diferentes.
Consultado sobre los cambios que se han dado durante todos estos años, don Carlos manifiesta un espíritu muy optimista, que se traslada también al conjunto de su actividad. Uno de esos cambios es la tecnología, “que está en todo -dice- al punto que la gente busca hoy lo más nuevo”. Y  en cuanto al entorno, también visualiza esos cambios muy positivamente. Ante una pregunta sobre los efectos de la reciente peatonalización de la calle Marcelo T. de Alvear, señala que “nos favoreció muchísimo, porque al no haber ahora colectivos, que antes estacionaban aquí frente a nuestro local, el espacio está más despejado y abierto, y se lucen más nuestras vidrieras”. Y agrega “¿No están lindas como las hemos arreglado ahora?”. También juega para ese lucimiento el hecho de que el local está en un edificio que por sus características ha sido declarado recientemente de interés patrimonial.  
No parece una casualidad que este negocio haya permanecido todo este tiempo y con esa vigencia. Tiene que ver seguramente con que el espíritu emprendedor inicial no ha cambiado.
Sin olvidar a los que allí trabajan, porque, dice Garavaglia “todo esto se puede hacer con el plantel hermoso de empleados que tenemos: Elisa, Calderón, Osvaldo, Oscar y Gustavo. Sin ellos no se podría hacer lo que hacemos”.
“Por eso -agrega- el esfuerzo para satisfacer al cliente es cada vez mayor”.

La Ferretería en M.T. de Alvear al 900
Carlos Garavaglia
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal